Consumo del cristal desbanca a marihuana y cocaína en México


2019-06-15 / Redacción

Sin embargo, esta droga no es exclusiva de México; mucha de la que se comercia en el país proviene de China y entra por Centroamérica, para después distribuirse hasta los Estados Unidos. Por otro lado, la producción mexicana ha rebasado fronteras y ha llegado a países como Japón, Australia, España y Alemania.


Es la segunda droga con más adictos, solamente superada por el alcohol

El cristal se ha convertido en la segunda droga más consumida en México, solamente superada por el alcohol. Lo barato de las dosis ha hecho que, en tan sólo 10 años, el consumo de esta droga se incremente exponencialmente. Con tan sólo 100 o 50 pesos pueden conseguir la dosis suficiente, dejando atrás otras drogas como la cocaína y la marihuana. En San Luis Potosí, la producción de drogas sintéticas ha incrementado en un 700% y con ello la incidencia criminal que conlleva este negocio.

La adicción a la metanfetamina es un estimulante que afecta a todas las clases sociales, ricos y pobres la consumen; no importa la edad, ya que existen muchos casos donde desde niños comienzan a consumirla. De acuerdo con una investigación realizada por el periódico El Universal, hay familias donde los hijos, los padres y hasta los abuelos la consumen.

Cristal, metanfetamina, tiza, hielo o meth, como se le llama en inglés, son algunos de los tantos nombres de esta droga muy difícil de dejar. El abuso extendido de esta provoca ansiedad, confusión insomnio, trastornos emocionales y un comportamiento violento. Muchos adictos aseguran que simplemente los calma o los hace sentir mejor.

El consumo desmedido de esta droga se ha convertido en uno de los problemas de salud más grandes del país, los casos de rehabilitaciones se triplico de 2008 a 2016 de un 8.8 por ciento a un 22.2. Los estados con mayor incidencia de consumo son Baja California, Baja California Sur, Sonora, Sinaloa, Durango, Nayarit, Jalisco, Guanajuato y Colima; siendo Michoacan, Sinaloa y Jalisco los lugares donde más se produce.

La Secretaría de la Defensa Nacional y la Secretaría de Marina, en la última década, han decomisado 206 mil 81 kilogramos de metanfetamina. Cada año el aumento en la detención de esta droga ha ido en aumento y de los 81.25 kilos que se resguardaron en 2008, en 2015 alcanzó casi los 36 mil kilos.

Sin embargo, esta droga no es exclusiva de México; mucha de la que se comercia en el país proviene de China y entra por Centroamérica, para después distribuirse hasta los Estados Unidos. Por otro lado, la producción mexicana ha rebasado fronteras y ha llegado a países como Japón, Australia, España y Alemania.

También, conseguir la metanfetamina, además de lo barata que es, es más sencillo ya que, con un simple tutorial en internet y con productos conseguidos en una farmacia se puede fabricar en casa, pero debido a que los materiales son explosivos, se han provocado incendios serios en casas. La distribución se realiza sin problemas a través de redes sociales y las autoridades han detectado que hasta se anuncian con tarjetas de presentación.

A pesar de que, en San Luis Potosí, la producción de la metanfetamina se ha disparado en un 700%, ninguno de los tres niveles de gobierno ha intentado ponerle un alto. El consumo en la entidad es cada vez mayor, jovencitas comienzan su adicción ya que intentan bajar de peso con la droga; los jóvenes, cuando ya no pueden comprarla se convierten en delincuentes. Este problema de salud ha rebazado las capacidades de las autoridades tanto municipales como estatales.

En los Estados donde el problema es más grande, las diferentes instancias de Salud y Seguridad Pública se mantienen en alerta ante el alto consumo de esta droga que deja a las personas como muertos vivientes.

Con información de El Universal

 

  • Opiniones sobre esta nota