Escasez de agua: Un problema creciente


2019-07-23 / Marcos Fco. Lopez Robles

De acuerdo a UNICEF y la Organización Mundial de la Salud, en el mundo 2,1 billones de personas carecen de acceso a servicios de agua potable gestionados de manera segura. La escasez de agua es un problema que va en aumento de la mano de la población, afecta a 4 de cada 10 personas; y para el año 2050 se pronostica que este numero aumente a 7 de cada 10 personas.


Colaboración Especial para El Sol de Caborca

Por: Dulce C. Parra

Tec de Monterrey/ Economía y Finanzas

De acuerdo a UNICEF y la Organización Mundial de la Salud, en el mundo 2,1 billones de personas carecen de acceso a servicios de agua potable gestionados de manera segura. La escasez de agua es un problema que va en aumento de la mano de la población, afecta a 4 de cada 10 personas; y para el año 2050 se pronostica que este numero aumente a 7 de cada 10 personas.

La OMS recomienda un consumo de 20 litros por día por habitante para cubrir las necesidades básicas de higiene y alimentación; pero la realidad en la que vivimos los mexicanos se encuentra muy lejos de esta declaración: el mexicano promedio consume un estimado de 307 litros de agua al día, lo que representa cerca de un 1500 por ciento más de lo recomendado. Dentro del país, los porcentajes más altos de distribución lo ocupan el riego de cultivos (76.6%) y abastecimiento público/uso doméstico (15%).

Uno de los principales problemas que genera escasez de agua en México es la ineficiente distribución: la distribución geográfica de la población a lo largo del país no corresponde con la distribución geográfica del agua. De acuerdo a datos aportados por el Consejo Consultivo de Agua, A.C.; en la zona centro-norte del país se concentra el 27 por ciento de la población con solo el 32 por ciento del agua renovable; mientras que en la zona sur se asienta solamente 23 por ciento de la población con un 68 por ciento de concentración del agua renovable. De la mano con el mismo tema, en México se extrae 60% más agua de la que se infiltra a los acuíferos; la sobreexplotación de los mantos acuíferos ha provocado contaminación con tóxicos dañinos e infiltración salina.

La mayor parte  de las instituciones encargadas de proveer y operar sistemas de agua para servicio público son ineficientes y prácticamente con nula transparencia; funcionan con criterios políticos y clientelares, están poco profesionalizados y no están constituidos como empresas públicas sujetas a reglas claras y transparentes de gobierno. Dentro de México, las tarifas de servicio público son establecidas por el congreso y son insuficientes para que los organismos operadores de sistemas de agua tengan la capacidad de funcionar de manera óptima.

Por otra parte, una de las dificultades más importantes que enfrenta el agua en México es la desigualdad: mientras que en zonas urbanas la cobertura de agua es de 95.6 por ciento con una cobertura de alcantarillado de 96.4 por ciento, en zonas rurales los porcentajes únicamente abarcan el 78.8 y 69.4 por ciento, respectivamente. Dentro de las principales razones que imposibilitan un apropiado suministro de agua a las zonas rurales se encuentra la dispersión de la población en condiciones fisiográficas complejas, así como dificultades técnicas y financieras de desarrollar sistemas eficientes para el tratado del agua.

La Ciudad de México se encuentra dentro de las ciudades en las que más se gasta agua en todo el mundo. Si a esto sumamos la ineficiencia generada por la mala distribución del líquido y la mala calidad en la que se suministra el agua, no es sorpresa que nuestro país enfrente escasez de agua en todo momento. Esta escasez solo va en aumento gracias a las irresponsables acciones que llevamos a la práctica día con día. Es responsabilidad de todos y cada uno de los integrantes de la sociedad tomar conciencia y llevar a cabo acciones que, aunque sean pequeñas, contribuyan a la disminución de la problemática que representa la escasez de agua en México.

 

  • Opiniones sobre esta nota