Asignaremos 5 mil pesos mensuales a productores; “buscamos justicia social, no conflicto”: secretaria de Bienestar


2019-06-18 / Marcos Fco. Lopez Robles

"Sembrando vidas", pensión para adultos mayores y el millón de becas a personas con discapacidad, serán los programas a los que la nueva Secretaría destinará 146 mil millones de pesos buscando resarcir la brecha de desigualdad en el país.


"Sembrando vidas", pensión para adultos mayores y el millón de becas a personas con discapacidad, serán los programas a los que la nueva Secretaría destinará 146 mil millones de pesos buscando resarcir la brecha de desigualdad en el país.

La iniciativa “Sembrando vidas”, con la que el Gobierno Federal asignará 5 mil pesos mensuales a productores y productoras principalmente de la región sur y sureste del país, será junto con la pensión universal a adultos mayores y el millón de becas a personas con discapacidad, uno de los tres programas clave en los que la nueva Secretaría de Bienestar, antes Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), invertirá 146 mil millones de pesos del presupuesto de este año con el fin de resarcir la brecha de desigualdad en el país.

En entrevista para #AristeguiEnVivo, María Luisa Albores, secretaria de Bienestar, explicó en lo que consistirá el apoyo en cada uno de los tres programas, de los cuales destacó la fórmula de cooperativas que el gobierno federal quiere rescatar y fortalecer entre aquellas productoras y productores beneficiados con los 5 mil pesos mensuales, bajo la condición de trabajar en una plantación de mínimo 2.5 hectáreas en 19 estados de la zona sur y sureste del país, a los que también se suma Durango.

Albores González destacó que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, consciente de que el bienestar de las personas debe existir en cada uno de los territorios y comunidades, en especial de las zonas marginadas, realizó con esta nueva secretaría “un cambió no solo de forma sino de fondo”.

Con este dependencia se planea poner fin al uso de programas sociales como herramienta electoral, una constante en gobiernos anteriores, lo cual derivó en desvió de recursos como con “el programa estrella de Sedesol, Prospera”.

La funcionaria manifestó que se está haciendo una reingeniería de ese programa y destacó que en esta administración, los programas sociales suman los esfuerzos de diferentes secretarías, por ejemplo, existen programas que van de la mano de las secretarías de Educación y la de Desarrollo Social.

Pero ahora, la Secretaría de Bienestar, la cual se presenta de manera oficial el 8 de enero desde Oaxaca, que será su sede, ha logrado vincular a las dependencias para conseguir que sus tres programas clave se pongan en marcha.

Detalló que a sólo un mes de la actual administración, ya se ha levantado un censo de 18 millones de personas de diferentes regiones de México con el fin de conocer “qué programas tienen en sus familias y si no tienen ninguno, entonces saber qué a qué programa pueden acceder”.

La secretaria enfatizó que de los tres programas con los que se comenzará a trabajar, el de adultos mayores será el que recibirá mayor presupuesto con un total de 100 mil millones de pesos.

Es “una inversión social” con el que se les hará un pago directo a través de una tarjeta de débito de mil 274 pesos con 61 centavos, lo que significará un cambio en la mecánica que antes se utilizaba y que implicaba que el dinero no llegara a los beneficiarios.

Para los pagos directos, los cuales se harán efectivos en los tres programas, la secretaria Albores señaló que se administrarán a través de tres bancos pero que “se planea que todo quede concentrado en el Banco de Bienestar”, meta que se logrará de manera escalonada.

Por lo pronto, dijo, se hará a través de Banorte y Banco Azteca, “dos instituciones elegidas por ser bancos mexicanos y con capacidad de mover el volumen de recursos”.

Con “Sembrando vidas” los productores serán guardianes; comunidades zapatistas aceptaron

Por otro lado, Albores detalló que a diferencia del programa para adultos mayores o personas con discapacidad, que están previstos para zonas urbanas y rurales, el de “Sembrando vidas” se concentrará en la región sur y sureste del país.

De momento, apuntó, se trata “de hacer una reforestación, lograr un programa en donde la gente no sea la enemiga sino la guardiana de la zona para mantenerla de manera digna, para lo que necesita un sustento para lograrlo.

“Se tiene prevista la restauración de un millón de hectáreas por lo que agarramos las cuencas más deforestadas del país y que tienen un gran potencial en biodiversidad“.

Es así como en Chiapas, el estado más pobre del país, se trabajará en 4 regiones: en cuenca Usumacinta, Ocosingo y Palenque, Selva Negra y Soconusco.

Ahí, además de proveer a los productores con recursos económicos, se les proporcionará el apoyo técnico de dos expertos. “Se plenea que sea un técnico por cada 100 productores”, dijo Albores, con el fin de capacitar también a tres mil 600 jóvenes a los que también se becará.

Sin embargo, a pesar de que el avance en la zona sur del país para los proyectos de la Secretaría de Bienestar parecen ir encaminados a lograrse, un factor determinante es la presencia del EZLN en la región, grupo que ha dejado claro su manifiesto en el que señaló que no simpatiza con el gobierno de López Obrador.

“Lo que nosotros es paz social no conflicto social”, puntualizó la secretaria María Luisa Albores quien aseguró que la nueva administración lo que hace es brindar información a las comunidades y son éstas las que deciden si desean unirse o no a los proyectos.

Incluso, aseguró que la dependencia “ya cuenta con el registro de algunas comunidades zapatistas” que han decidido unirse al programa “Sembrando vidas”.

 

 

  • Opiniones sobre esta nota