Bomberos voluntarios Caborca le construyen vivienda a persona en condición de calle


2021-01-19 / Marcos Fco. Lopez Robles

Elementos de Bomberos Voluntarios de Caborca “Liberato Monreal” en coordinación con la sociedad civil le construyeron a una persona que vivía en condición de calle, el cual se había quedado con las pocas cosas que tenía al quemarse el lugar donde se refugiaba del frio, por lo que se quedó solo con la poca ropa que traía puesta.


Integrantes de Bomberos Caborca“Liberato Monreal” y sociedad civil juntaron los recursos para construirle un pequeña vivienda digna a la persona conocida como “el tapa baches”.

Por Lic: Rafael Leon Pineda #LPDNoticias

Elementos de Bomberos Voluntarios de Caborca “Liberato Monreal” en coordinación con la sociedad civil le construyeron a una persona que vivía en condición de calle, el cual se había quedado con las pocas cosas que tenía al quemarse el lugar donde se refugiaba del frio, por lo que se quedó solo con la poca ropa que traía puesta.

El de nombre Jesús, conocida en el barrio de la Lázaro Cárdenas como ”el Señor de los Baches” o “el tapa Baches” sufrió el incendio de su refugio el pasado sabado, quedando las cosas que tenía en tan solo cenizas.

Los jóvenes voluntarios al notar la condición en que quedó “el tapa baches” se coordinaron para construirle una pequeña vivienda más digna en la que pudiera refugiarse del frio o el calor, construyéndola durante el pasado domingo 10 de enero.

Los bomberos al empatizarse con “el señor de los baches” también le consiguieron una cama, así como despensa y ropa, la cual fue construida por la calle 16 y avenida Zapata, en la colonia Lázaro Cárdenas, a escasos metros donde él tenía su refugio y donde realiza su labor de tapar baches de manera voluntaria.

Dicha persona es conocida con el apodo de “el tapa baches” o “el señor de los baches”, ya que en la bajada de la carretera Internacional y Avenida B, se encuentra una parte deteriorada de dicha avenida, y Jesús por iniciativa propia comenzó a tapar los baches al ver los daños que se provocaban los carros, ganándose así el afecto y su apelativo de las personas que por ahí transitaban, quienes también le brindaban comida o refrescos con los que ha sobrevivido por varios meses.

  • Opiniones sobre esta nota