Sin justicia por el asesinato del joven bombero


2020-09-22 / Marcos Fco. Lopez Robles

Un año ha pasado luego de que, en un acto de crueldad, le arrebataran la vida al joven Juan José Castañeda Vargas, para después enterrarlo en la zona desértica del valle de San Luis Río Colorado, mismo que más tarde sería encontrado, tras la inalcanzable búsqueda de sus familiares, amigos y parte de la comunidad que decidió unirse.


El lamentable suceso que paralizó a toda la ciudad, primero en la búsqueda, después al ser encontrado el cuerpo, sigue impune

Fuente: Luis Carlos Bravo / Tribuna de San Luis / (https://www.tribunadesanluis.com.mx/)

Un año ha pasado luego de que, en un acto de crueldad, le arrebataran la vida al joven Juan José Castañeda Vargas, para después enterrarlo en la zona desértica del valle de San Luis Río Colorado, mismo que más tarde sería encontrado, tras la inalcanzable búsqueda de sus familiares, amigos y parte de la comunidad que decidió unirse.

Para la madre del joven que desde los nueve años participó como bomberos, Celia Castañeda, la justicia debe alcanza el caso de su hijo y reflejarse en dar sentencia a quien le quitó la vida y después enterró su cuerpo para aumentar la zozobra de sus seres queridos.

“No entendemos porqué si la persona que lo mató confesó vía teléfono como lo hizo, no está presa, no entendemos porque a vuelta de un año no se le ha hecho justicia al asesinato de mi niño; el caso está en manos del Ministerio Público y he ido muchas veces desde que pasó esta desgracia, pero nunca me dicen nada concreto”.

La madre del bombero asesinado, señaló que, por voz de su propia asesina, saben quién y cómo le quitaron la vida a su hijo, pero por tratarse de una mujer que radica en Estados Unidos, ella considera que el caso no ha logrado avanzar.

“Esa persona que confeso por teléfono que había matado a mi hijo, huyó hacia California desde la misma noche en que él desapareció y aunque tenemos foto de ella, las autoridades no han podido encontrarla porque está en otro país”, agregó.

Por su parte, la comunidad de bomberos de San Luis Río Colorado, desde el asesinato de uno de sus más pequeños compañeros, han sido contundentes al buscar que se esclarezca el caso y que quien les arrebató al elemento, pague por ello.

“Se cumple un año en que vimos por última vez a mi alumno, compañero y amigo; es una tristeza que los investigadores no resuelvan nada, que no dan resultados, pero sabemos que un día llegará la justicia”, compartió el bombero Roberto Lerma.

  • Opiniones sobre esta nota