Retiró IMSS Sonora una tachuela que se había alojado en el bronquio de un menor


2020-05-27 / Marcos Fco. Lopez Robles

Resultado de un trabajo multidisciplinario, en el que intervinieron varios especialistas, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sonora retiró con éxito una tachuela que se encontraba alojada en el bronquio principal derecho de Emir Geovanny, un menor de 14 años, residente de la ciudad de Nogales.


Resultado de un trabajo multidisciplinario, en el que intervinieron varios especialistas, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sonora retiró con éxito una tachuela que se encontraba alojada en el bronquio principal derecho de Emir Geovanny, un menor de 14 años, residente de la ciudad de Nogales.

Sergio Miranda Gallardo, neumólogo pediatra, y Osvaldo Ramón Miranda Moreno, otorrinolaringólogo, ambos del Hospital de Ginecopediatría (HGP) en Hermosillo, explicaron que el joven realizaba tareas escolares y por accidente se tragó el elemento, lo que le generó tos irritante.

Al ser revisado en su Unidad de Medicina Familiar (UMF), se le envió al nosocomio para que recibiera atención especializada.

“La intervención estuvo muy bien, ya lo estoy nebulizando, por cinco días, como dijo el Doctor Miranda. No se le acumuló flema ni tiene tos, ni sangró, no tuvo nada; nos trataron muy bien a los dos”, comentó Simona Soto, madre del Emir.

El mismo día que llegaron a Hermosillo, le realizaron la broncoscopía, salió tan bien que alrededor de las 10:00 de la noche le dio mucha hambre y le dieron gelatina y jugo, para luego recibir la noticia que podía regresar a casa el siguiente día, recordó.

“Se colocó una mascarilla laríngea y por ese medio metimos una sonda y el broncoscopio, y pudimos llegar a la tachuela; que la encontramos en el bronquio principal derecho, la agarramos con la sonda, intentamos extraerla con pinza, y posteriormente tuvimos que utilizar otro tipo de sonda para poderla sacar, explicó Miranda Moreno.

Los especialistas recalcaron que se trató de un trabajo en equipo, donde participaron cinco anestesiólogos, un neumólogo y tres enfermeras, todos realizando una función para extraer el objeto del cuerpo del menor, sin lastimarlo y cuidando sus vías respiratorias.

“En vía aérea y en el quirófano, no se escatima nada por un paciente, si hubiéramos requerido más cosas o incluso más personal, todo empieza a integrarse”, aseguró Miranda Moreno, quien señaló que al retirarse el objeto ya presentaba oxidación.

Miranda Gallardo explicó que a diferencia de un objeto orgánico, el metálico no causa tanto daño en la vía aérea, ya que la diferencia es que un cacahuate puede provocar una endobronquitis severa en menor tiempo, es mayor la urgencia por extraerlo, mientras que la tachuela (metal y plástico), puede ser retirada en mayor tiempo sin provocar daños.

“Regularmente son procedimientos ambulatorios y los podemos dar de alta casi de inmediatamente, pero como hubo mucha manipulación de la vía aérea, preferimos manejarlo con antibióticos, antiinflamatorios, vigilarlo 24 horas y posteriormente su egreso”, finalizó el Neumólogo.

 

  • Opiniones sobre esta nota