Crean alimento contra malestar por quimios; llaman a prevenir esta enfermedad


2019-12-07 / Marcos Fco. Lopez Robles

Estudiantes de la licenciatura en Nutrición y Bienestar Integral del Tecnológico de Monterrey campus Guadalajara desarrollaron un alimento capaz de disminuir los malestares de las quimioterapias —como náuseas, vómito, fatiga y estreñimiento— en pacientes con cáncer de mama.


Pinkboli, con sabor a frutas y verduras, es rico en vitamina A y C y contiene un alto aporte proteico

Estudiantes de la licenciatura en Nutrición y Bienestar Integral del Tecnológico de Monterrey campus Guadalajara desarrollaron un alimento capaz de disminuir los malestares de las quimioterapias —como náuseas, vómito, fatiga y estreñimiento— en pacientes con cáncer de mama.

Pinkboli, como se denomina este alimento funcional, incorpora fresas, zanahorias, betabel, jugo de limón, proteína vegana, miel de abeja, chía, linaza, agua y stevia en su formulación y fue realizado como parte de la iniciativa “Nutrir +”, que desde hace cuatro años tiene como objetivo diseñar alimentos nutricionales para poblaciones vulnerables.

En entrevista telefónica con Excélsior, la profesora Daniela Gordillo, cocreadora de esta iniciativa del Tec de Monterrey, explicó que, “el primer paso para el desarrollo de un alimento funcional es realizar un diagnóstico de las necesidades nutricionales de la población que se ayudara en cada edición para atender sus deficiencias alimenticias”. 

De acuerdo con la maestra Daniela, este año se eligió a pacientes con cáncer de mama dado el incremento de casos que ha habido en México, y en conjunto con la Fundación Salvati se diseñó el “pinkboli”, un boli de sabor ácido y fresco, rico en vitamina A y C, con un alto aporte proteico.

“Se evaluó previamente las deficiencias y se detectaron los requerimientos nutricionales de mujeres con cáncer de mama, las pacientes decían que durante la quimioterapia necesitaban algo refrescante y algo que se pudiera consumir sólo con una mano, por eso decidimos que fuera algo con sabores ácidos y helado para contrarrestar las ámpulas en la boca”, agregó la profesora.

En un evento para 150 mujeres con cáncer de mama, los alumnos les explicaron los beneficios de este súper alimento, les dieron algunas recomendaciones nutricionales y cómo les puede ayudar el pinkboli después de la quimioterapia.

La iniciativa incluyó el diseño de un empaque alineado a los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) de la ONU, sobre la producción y consumo responsable, al elaborar un producto ecológico, económico y sostenible.

El empaque, enredado en betabel, fue diseñado por Mariana Franco, alumna de quinto semestre de la licenciatura de diseño industrial del mismo campus. Al igual que el alimento, el empaque fue seleccionado por un jurado, a partir de un concurso interno.

Por su parte, la académica añadió que una de las intenciones de Nutrir + es crear un acompañamiento íntegro a los beneficiados, por lo que durante el desarrollo del alimento se realizó una colecta en efectivo, misma que se entregó a las mujeres de la Fundación Salvati para tratamientos médicos, mangas para linfedema o peluca.

El dato

El cáncer de mama es la tercera causa de muerte en México y según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que para 2030 el número de pacientes sobrepase los 20 millones.

Sin embargo, la cifra podría reducirse significativamente, ya que entre 30% y 50% de los cánceres son prevenibles con el diagnóstico y tratamiento oportuno, vacunación y la adopción de hábitos saludables, como la alimentación.

El alimento llamado pinkboli fue realizado como parte de la iniciativa Nutrir + e incorpora distintos tipos de frutas y verduras.

 

  • Opiniones sobre esta nota