Nuevos ‘trotamundos’ mexicanos, de ‘mochilazo’ por el futbol


2018-10-20 / Redacción

Después de que se le acabaron las oportunidades en México, siendo Jaguares de Chiapas su último equipo en 2017, el Paleta decidió probar suerte en Polonia a principios de este año, con el Arka Gdynia de la Ekstraklasa (Primera División), aunque solo jugó nueve partidos y anotó dos goles, pasando sin pena ni gloria.


Países como India, Azerbaiyán, Corea, Baréin y Chipre han recibido a futbolistas mexicanos que no tuvieron continuidad en el balompié azteca.

Fuente: José Andrés Díaz / http://www.mediotiempo.com

Ciudad de México.- La escuela que dejó Antonio De Nigris como el primer “trotamundos” mexicano ahora es seguida por varios jugadores que llegaron a países aún más exóticos.

Los casos más recientes son los de los delanteros Enrique Esqueda y David Izazola quienes jugarán a partir del próximo octubre en la India.

Después de que se le acabaron las oportunidades en México, siendo Jaguares de Chiapas su último equipo en 2017, el Paleta decidió probar suerte en Polonia a principios de este año, con el Arka Gdynia de la Ekstraklasa (Primera División), aunque solo jugó nueve partidos y anotó dos goles, pasando sin pena ni gloria.

Lejos de regresar al balompié mexicano, se fue a un futbol todavía más lejano y ahora es nuevo jugador del East Bengals de la capital Calcuta en la India, país en el que también jugará David Izazola pero con el Churchill Brothers de la ciudad de Goa; ambos equipos juegan en la I-League, la competencia más importante en el futbol de esa nación.

El caso de Izazola ha sido más extravagante, porque antes de esta experiencia jugó en Hungría con el Budapest Honved, en Comunicaciones de Guatemala y en España, país en el que incluso logró el ascenso a Segunda División B con el Salmantino este año.

Otro que también ya lleva un rato de “mochilazo” es Edgar Pacheco. Desde 2016, el volante surgido del Atlas probó suerte en países como Corea del Sur (Gangwon), Baréin (Al-Najma), Chipre y desde agosto con el Sabail FK de Azerbaiyán. En dos años, el rojinegro ha vivido en cuatro países y jugado en cinco equipos, ya que en Chipre jugó con el Ermis Aradippou y con el Doxa Katokopias.

Caso menos conocido pero similar es el delantero José Manuel Rivera. Surgido de Chivas, nunca pudo debutar en Primera División por lo que en 2006 emigró al Spartak Trnava de Eslovaquia; un año después, se fue a Hungría (Budapest Honved) pero estuvo poco tiempo porque en 2008 volvió a México.

Sin embargo, en 2011 emigró a Finlandia con el RoPS, donde estuvo hasta 2012 para después llegar a Chivas USA en la MLS en 2013. Después de un breve paso por el Irapuato en 2014, regresó a Finlandia con el FF Jaro en 2015, donde estuvo hasta el 2017. Regresó al Ascenso MX con Venados pero igualmente su estancia fue corta ya que a partir de 2018 juega para el Sonsonate FC de El Salvador.

Es así como estos nuevos “trotamundos” mexicanos, sea por elección o porque no tienen oportunidades en el balompié de nuestro país, intentan mantener activa su carrera como jugadores, aunque sea en ligas poco reconocidas a nivel mundial o exóticas y desconocidas en nuestro país.

  • Opiniones sobre esta nota