Dime cuántas estrellas tienes y... ¿te diré quién eres?


2018-09-23 / Redacción

Uber, Airbnb, Mercado Libre e incluso empresas que otorgan créditos están construyendo sus comunidades o carteras de clientes a partir de la reputación que tienen de la interacción con otros miembros.


Para la escritora Rachel Botsman, gracias a la economía colaborativa la reputación ha adquirido un valor real en la actualidad.

¡Desgraciados! Fue la respuesta de Ilse cuando reveló su calificación en Uber. Era un 4.68, nada mal si se toma en cuenta que la evaluación más alta de la plataforma de transporte es 5.

Ilse no es a la única persona que le preocupa su calificación

¿Qué lleva a Ilse a calificar así a la compañía y a los conductores, así como los otros usuarios a expresar preocupación por su score?

Thomas Chamorro-Premuzic, profesor de psicología de negocios de la Universidad College London, considera que se debe a la presión que este tipo de sistemas ponen sobre las personas para mantener una reputación.

“El elemento más atractivo de este sistema es que pone presión en las personas para ganar y mantener una reputación deseable, algo que de no sentirse obligados no lo harían de otra forma”, explica Chamorro-Premuzic en un artículo de la fundación Consulting Psychology Journal: Practice and Research.

Estos mecanismos de calificación del comportamiento social de las personas ha tomado mayor relevancia en gran parte por la expansión de la economía colaborativa.

Uber, Airbnb, Mercado Libre e incluso empresas que otorgan créditos están construyendo sus comunidades o carteras de clientes a partir de la reputación que tienen de la interacción con otros miembros.

Por ejemplo, Credilikeme y Lenddo aprovechan la reputación y comentarios en redes sociales de las personas que les solicitan créditos para otorgar o no estos.

“Estamos en una era donde la reputación será la ventaja más valiosa de las personas”, señaló en una Ted Talk, Rachel Botsman, escritora que ha enfocado su trabajo en investigar cómo la tecnología está cambiando las relaciones de confianza entre personas. “La verdadera magia y la fuente secreta detrás de los mercados de consumo colaborativo como Airbnb no es el inventario o el dinero. Es el poder de usar la tecnología para generar confianza entre desconocidos”, agregó.

Rachel Botsman habla sobre la relevancia de la reputación en la actualidad.

Para Botsman, la reputación que se genera en estas plataformas se ha convertido en un termómetro capaz de medir qué tanto las personas confían en nosotros.

En plataformas como Airbnb o en otras como Aliada, la reputación de los anfitriones y de las personas encargadas de realizar la limpieza, respectivamente, tiene relación con el aumento de oportunidades de ganar más dinero.

“Es ahí donde la reputación tiene un valor en el mundo real”, puntualizó la escritora.

Pero espera, no vayas tan lejos como lo hizo Lacie en Nosedive, el primer capítulo de la tercera temporada de la serie Black Mirror.

Nosedive refleja lo que hoy en día se está viviendo, de acuerdo con Charlie Brooker, escritor y creador de la serie.

Chamorro-Premuzic considera que pese a la relevancia de estas calificaciones, no determinan la personalidad de alguien incluso cuando hay una sólida base científica que señala que pese al contexto, las personas se comportan de forma bastante consistente en todas las situaciones.

“Las calificaciones generalmente son sesgadas, particularmente cuando los evaluadores no están motivados para ser completamente honestos. Además, a menos que haya una gran cantidad de evaluadores, las calificaciones a menudo dicen más sobre los mismos evaluadores que el objeto calificado, el servicio o la persona”, agrega.

Así que si bien la reputación es relevante, no en todos los casos puede determinar quién eres o en otras palabras, si alguna vez tu conductor te calificó mal por no entablar un diálogo eso no significa que seas antisocial.

  • Opiniones sobre esta nota