El oscuro pasado de la isla donde se reunirán Trump y Kim Jong-un


2018-06-23 / Redacción

La cumbre entre Donald Trump, presidente de Estados Unidos, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, se realizará el próximo 12 de junio en el lujoso Hotel Capella, ubicado en medio de la selva de la isla Sentosa, en Singapur.


Los japoneses invadieron la isla y se convirtió en un campo de guerra, donde fusilaban a australianos y británicos.

Fuente: https://www.unotv.com

La cumbre entre Donald Trump, presidente de Estados Unidos, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, se realizará el próximo 12 de junio en el lujoso Hotel Capella, ubicado en medio de la selva de la isla Sentosa, en Singapur.

El nombre de la isla se traduce del malayo como “la paz y la tranquilidad”, sin embargo, no siempre ha sido un gran centro turístico. 

De fábrica de armamento a prisión de guerra

Durante la Segunda Guerra Mundial, la isla era una fortaleza militar británica, donde se creaban piezas de artillería en Fort Siloso, en espera de un asalto japonés hacia el mar. 

No obstante, los nipones invadieron la isla y tras la rendición de las fuerzas aliadas el 15 de febrero de 1942, se convirtió en un campo de guerra, donde eran recluidos prisioneros australianos y británicos.

En ese momento era conocida como la “isla de los muertos”, ya que se realizaban ejecuciones a chinos de Singapur sospechosos de estar involucrados en movimientos anti-japoneses. 

Muchos de los asesinatos se realizaron en la playa de la isla, que actualmente alberga el campo de golf Serapong de 18 hoyos.

Fue en 1972, cuando gracias a una campaña del gobierno de Singapur la isla  fue renombrada para convertirla en un sitio turístico.

 

  • Opiniones sobre esta nota