Murió a los 76 años Stephen Hawking, el científico más popular desde Albert Einstein


2018-05-18 / Redacción

Pero el destino fue cruel. A los 21 años le diagnosticaron una forma atípica de esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una enfermedad que ataca a las neuronas motoras encargadas de controlar los movimientos voluntarios.


Su libro "Breve historia del tiempo" fue un éxito mundial. Gozaba de un estatus de estrella del rock y su vida fue objeto de una película

El físico británico Stephen Hawking era el científico más popular del mundo desde Albert Einstein, un genio que develó secretos del universo y luchó contra una terrible enfermedad.

Disfrutaba de un estatus de estrella del rock y su vida fue objeto de la película "The Theory of Everything" (La teoría del todo), que le valió el Oscar al actor que lo interpretó, Eddie Redmayne.

Nacido en la ciudad universitaria de Oxford, cerca de Londres, el 8 de enero de 1942, en el tricentenario de Galileo, Stephen William Hawking siempre creyó que la ciencia era su destino.

Pero el destino fue cruel. A los 21 años le diagnosticaron una forma atípica de esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una enfermedad que ataca a las neuronas motoras encargadas de controlar los movimientos voluntarios.

Contra todo pronóstico, superó las predicciones que le daban entre dos y tres años de vida, aunque sufrió los devastadores efectos que progresivamente le dejaron paralizado y le permitieron comunicarse sólo a través de un ordenador que interpreta sus gestos faciales.

"Traté de llevar una vida lo más normal posible, y no pensar en mi enfermedad o lamentar las cosas que me impide hacer, que no son tantas", escribió una vez el científico, que utilizaba una silla de ruedas "inteligente".

Hawking, sin embargo, distaba mucho de ser normal. En el interior de su cada vez más deteriorado cuerpo había una mente brillante, fascinada por la naturaleza del universo, cómo se formó y cómo podría terminar.

"Mi objetivo es simple. Es entender completamente el universo, porqué es como es y porqué existe simplemente", dijo una vez.

El astrofísico continuó trabajando e investigando hasta el final, sin perder su curiosidad y su humildad ante los innumerables misterios de la ciencia.

"Me parece que acabo de perder 100 dólares", admitió en 2012 tras el anuncio del descubrimiento del bosón de Higgs, la escurridiza partícula postulada por Peter Higgs y considerada como el santo grial de la cosmología.

El único enigma que, según él, nunca logró desentrañar, fueron "las mujeres". "Un misterio total", declaró una vez a la revista New Scientist.

Hawking contrajo matrimonio en 1965 con Jane Wilde, con quien tuvo tres hijos. La pareja se separó al cabo de 25 años y él se casó con su enfermera, Elaine Mason, mucho más joven, de quien también se divorció en 2006.

Fuente: agencia AFP

 

  • Opiniones sobre esta nota