Científicos descubren 2 importantes evidencias de vida en Marte


2017-09-23 / Redacción

Uno de los descubrimientos fue realizado por científicos de 4 universidades canadienses que analizaron datos del rover, el vehículo explorador Mars Curiosity que recorre la superficie de Marte desde 2012 con el espectrómetro APXS a bordo, un instrumento canadiense de rayos X de partículas alfa que analiza las rocas obtenidas por el rover.


Científicos descubren 2 importantes evidencias de vida en Marte con la ayuda de un espectrómetro y la ChemCam a bordo de la nave Curiosity. 

El rover Curiosity de la NASA que explora Marte en busca de vida obtuvo información que permitió descubrir evidencias de vida en las rocas del planeta rojo en el pasado remoto. Una gran parte del planeta no sólo habría tenido agua sino también condiciones para la existencia de microbios y la formación de ácido ribonucleico, uno de los componentes básicos de la vida.

Uno de los descubrimientos fue realizado por científicos de 4 universidades canadienses que analizaron datos del rover, el vehículo explorador Mars Curiosity que recorre la superficie de Marte desde 2012 con el espectrómetro APXS a bordo, un instrumento canadiense de rayos X de partículas alfa que analiza las rocas obtenidas por el rover.

Los análisis del APXS que viaja en el rover detectaron “material inusual” en el cráter Gale con sorprendentes concentraciones de zinc y germanioque sugieren actividad geotérmica favorable a la vida microbiana en Marte hace miles de millones de años, importante descubrimiento anunciado por Radio Canadá Internacional (RCI).

Los datos que obtuvo el rover y fueron analizados en el APXS muestran “altas concentraciones de zinc y germanio” en el Crater Gale que Curiosity ha estado explorando en Marte, de 10 a 100 veces más altas de lo normal.

Concentraciones tan altas de zinc y germanio sugieren la existencia de “actividad hidrotérmica en la zona”, es decir, el movimiento de agua caliente favorable para dar lugar a “ricas comunidades de microbios” como en los fondos marinos, explicó el geólogo Jeff Berger de la Universidad de Guelph (UG) a CBC News, informó RCI.

“Los sitios hidrotermales son uno de los dos objetivos principales de la exploración de Marte para encontrar evidencia de vida microbiana antigua” dijo Berger. En esos sitios de la Tierra “la vida probablemente comenzó: tienen gradientes de calor, fluidos y químicos que la biología puede usar”.

Para Ralf Gellert de la UG, coautor principal del estudio, “Los respiraderos hidrotermales son muy, muy habitables porque tienen energía, tienen agua, tienen todos los nutrientes”.
Si bien Spirit y Opportunity ya habían encontrado altas concentraciones de zinc y germanio en sitios específicos de Marte, los hallazgos canadienses muestran que los minerales están ampliamente extendidos, explicó Berger, quien considera “realmente notable que haya tanta concentración en tantas rocas”.

El Cráter Gale se formó cuando un objeto se estrelló en Marte hace unos 3,700 millones de años y a lo largo del tiempo se fue llenando hasta tener 1.2 kilómetros de sedimentos. Los científicos estiman que “el cráter tuvo alguna vez agua en un lago y arroyos, probablemente durante miles o millones de años”.

El APXS es operado desde la Universidad Guelph en Ontario, Canadá, casi desde que Curiosity llegó a Marte, una vez que dejó su sede en Pasadena, California. El equipo canadiense continuará monitoreando los niveles de zinc y germanio en las rocas con la información que el rover obtenga del centro del cráter.

Marte no es aburrido y tampoco es sólo una roca para Berger: “cuando miras las fotos día tras día es un lugar muy rico, especialmente en el Crater Gale donde hemos encontrado todo tipo de cosas que la gente pensaba que eran imposibles para un aburrido planeta de basalto”.

Berger es autor principal del artículo publicado en el Journal of Geophysical Research describiendo la nueva investigación. Los científicos canadienses que participaron en el descubrimiento pertenecen a las universidades Western, Guelph, Brock y de New Brunswick.

Por su parte, otro equipo de científicos presentó su hallazgo de boro en el Cráter Gale, que puede catalizar la formación de ácido ribonucleico al disolverse en agua y está presente en las células vivas.

El boro descubierto en vetas de sulfato de calcio por la Chem Cam del rover Curiosity de la NASA sugiere la presencia de agua subterránea en Marte y los científicos estiman que podría significar que el cráter Gale tendría condiciones favorables para la formación de vida.

Patrick Gasda, investigador del Laboratorio Nacional de Los Álamos(LANL) en Estados Unidos y autor principal del estudio, dijo que “los boratos tendrían un papel importante en la creación del ARN, uno de los componentes básicos de la vida”, lo que indicaría la posibilidad de la existencia de vida en el pasado.

Con el hallazgo de boro los científicos sugieren un mecanismo de evaporación que indicaría aguas subterráneas ligeramente alcalinas que “podrían haber apoyado reacciones químicas prebióticas” acompañadas de compuestos orgánicos, lo que apoyaría la habitabilidad en el pasado remoto en el cráter Gale. El estudio fue publicado en Geophysical Research Letters este 5 de septiembre.

  • Opiniones sobre esta nota