Paran a Elliott


2017-09-23 / Redacción

Jeffrey Kessler, abogado de Elliott, le comentó al juez casi al final de la audiencia que duró 2 horas y media en una corte federal que la suspensión de Elliott fue ratificada por el árbitro Harold Henderson.


Sherman, Texas.- Un árbitro legal rechazó ayer la apelación de la suspensión de seis semanas al corredor Ezekiel Elliott de Dallas, debido a un caso de violencia doméstica, aunque el campeón de acarreos de la NFL en el 2016, jugará el partido inaugural debido al tiempo en que se tomó la decisión.

Jeffrey Kessler, abogado de Elliott, le comentó al juez casi al final de la audiencia que duró 2 horas y media en una corte federal que la suspensión de Elliott fue ratificada por el árbitro Harold Henderson.

Al inicio de la audiencia, el abogado de la NFL, Daniel Nash, le dijo al juez que “entendía” que Elliott podría jugar el domingo por la noche en contra de los Gigantes de Nueva York debido a que la decisión de Henderson llegó demasiado tarde para que fuera aplicada este fin de semana.

El juez de Distrito Amos Mazzant comentó que el viernes decidirá sobre la solicitud que hizo Elliott sobre la restricción temporal.

“Nos sentimos extremadamente decepcionados por la inhabilidad de Henderson para navegar en la política de la Liga, darle seguimiento a la evidencia, y lo más importante, su conciencia”, comentaron los abogados Frank Salzano y Scott Rosenblum a través de un comunicado que fue dado a conocer después de la audiencia.

Elliott fue suspendido por el comisionado Roger Goodell después que la Liga concluyó que el pasado verano tuvo varias confrontaciones físicas con Tiffany Thompson, su exnovia.

La fiscalía de Ohio no procesó el caso, citando que había una evidencia conflictiva.

Elliott, de 22 años, negó los alegatos en un testimonio juramentado durante una audiencia de apelación que se efectuó la semana pasada.

Ayer asistió a la audiencia que se llevó a cabo en Sherman, que se localiza a unas 65 millas al norte de Dallas, vistiendo traje y corbata, se mantuvo de espaldas a la audiencia y viendo de frente al juez, mayormente.

La semana pasada, un integrante de la Asociación de Jugadores de la NFL entabló una demanda ante una corte federal en representación de Elliott antes de que Henderson emitiera su fallo, argumentando que la audiencia de apelación “era fundamentalmente injusta” debido a que al corredor de poder le impidieron que confrontara a su acusadora en el caso de Ohio.

Kessler reiteró la mayoría de los argumentos de la NFLPA ante Mazzant, quien presionó a Nash para que respondiera a los reclamos que hizo el equipo legal de Elliott de que un coinvestigador cuestionó la credibilidad de Thompson y fue dejado fuera de una reunión clave con Goodell durante la investigación que duró un año.

De acuerdo a una carta que recibió Elliott el mes pasado en la que le informaron la suspensión, la NFL creyó que él usó “fuerza física” en tres ocasiones en un lapso de cinco días en un apartamento de Columbus, Ohio el pasado mes de julio, dando como resultado lesiones en el rostro, cuello, hombros, brazos, manos, muñecas, caderas y rodillas de Thompson.

  • Opiniones sobre esta nota