Los número uno, aún con vida en US Open


2017-09-23 / Redacción

Los número uno Rafael Nadal y Karolina Pliskova ganaron este lunes sus partidos de la cuarta ronda y aseguraron pasajes a los cuartos de final del Abierto de Estados Unidos.


Los máximos favoritos del ATP y la WTA siguen mostrando su etiqueta de los más fuertes, luego de superar la cuarta ronda del torneo.

Los número uno Rafael Nadal y Karolina Pliskova ganaron este lunes sus partidos de la cuarta ronda y aseguraron pasajes a los cuartos de final del Abierto de Estados Unidos.

El español Nadal alcanzó su cuarta victoria en el US Open y la número 50 en estos torneos tras aplastar 6-2, 6-4, 6-1 al ucraniano Alexander Dolgopolov.

“Jugué un partido sólido sin muchos errores”, dijo Nadal, dos veces campeón del Abierto neoyorquino.

El español, de 31 años, se enfrenta al ruso Andrey Rublev, 12 años más joven, que sorprendió al noveno sembrado, el belga David Goffin por 7-5, 7-6 (7/5), 6-3. Rublev se convirtió en el cuarto finalista más joven en Nueva York desde Andy Roddick en el 2001. El ruso, jugador 53 del mundo, ha ganado 13 de sus últimos 17 partidos después de romper el top 100 por primera vez en junio.

Marcó su entrada en el top 50 al ganar el título de Umag en julio.

“Rafa es un verdadero campeón, intentaré hacer lo mejor posible, no tengo nada que perder”, dijo Rublev.

Pliskova defiende el No. 1

La checa Karolina Pliskova solventó su pasaje a los cuartos de final en apenas 46 minutos al derrotar a la estadounidense Jennifer Brady por 6-1, 6-0. La checa se curó en salud de su susto ante la china Zhang Shuai en tercera ronda, cuando salvó un punto de partido para mantenerse en el torneo. La número uno del mundo, de 25 años de edad, disparó 23 tiros ganadores ante Brady, clasificada en el puesto 91 de la WTA.

“Creo que fue uno de mis mejores partidos este año”, dijo Pliskova.

Por un puesto en semifinales ahora espera por el resultado del partido entre su compatriota Lucie Safarova (37ª) y la local CoCo Vandeweghe.

El milagro de Kvitova

Petra Kvitova tiene una nueva perspectiva del tenis y la vida. Después de todo, hace menos de nueve meses, un cirujano no le podía garantizar a la checa de 25 años que podría volver a jugar tras operarle la mano izquierda, con la que empuña la raqueta, tras el ataque con cuchillo que sufrió en su casa.

Pero aquí está en los cuartos de final del Abierto de Estados Unidos, con una historia conmovedora que le ha transformado en la favorita sentimental del torneo.
Hoy se enfrenta a Venus Williams.

Se trata de apenas la segunda vez en 10 presentaciones que Kvitova se abre paso entre las ocho mejores en Flushing Meadows. La previa fue en el 2015, cuando perdió en esa instancia ante la eventual campeona Flavia Pennetta.

El último Grand Slam de la temporada nunca ha sido el más propicio para Kvitova, por el calor que en ocasiones es abrasador y la superficie dura.

“Ahora lo disfruto más que nunca”, dijo tras su triunfo en dos sets ante la hispano-venezolana Garbiñe Muguruza en los octavos de final.

Del Potro venció a Thiem

Juan Martín del Potro levantó dos puntos de partido en el cuarto set para derrotar al austriaco Dominic Thiem, y avanzar a cuartos de final

En un partido de tres horas y 35 minutos de duración, y con un Del Potro disminuido por una repentina fiebre de causa desconocida, ganó con parciales de 1-6, 2-6, 6-1, 7-6 (7/1) y 6-4.

El argentino, campeón del US Open en 2009, repitió su actuación del pasado año y espera mejorarla cuando se enfrente por el pase a la final con el ganador entre Roger Federer y el alemán Philipp Kohlschreiber (37).

  • Opiniones sobre esta nota