Millones de pesos gastó el gobierno de Sinaloa en drones


2017-09-23 / Redacción

Una adquisición que fue requisitada por la Secretaría de Seguridad Pública del estado al mando del general Genaro Robles Casilla a la Tesorería del estado, al argumentar que era muy necesario comprar estos dos drones para prevenir algunos hechos delictivos en Sinaloa y realizar operaciones especiales.


Estos aparatos podrán vigilar hasta por 18 horas continuas; fueron vendidos por una empresa mexicana 

Fuente: El Debate

Culiacán, Sinaloa.- Los dos drones tipo militar, también conocidos como Sistema Aéreo no Tripulado, que fueron vendidos al gobierno de Sinaloa en 75 millones de pesos por una compañía mexicana especializada en aviones no tripulados serán imperceptibles a la vista humana cuando vuelen. Aviones que podrán operar hasta un máximo de 36 horas continuas, si se considera que con uno es insuficiente, y entonces se debe “enganchar” o hacer relevo con el segundo para continuar las operaciones.

Información confirmada a EL DEBATE señala que sería hasta finales de septiembre cuando oficialmente estos dos dispositivos estén ya surcando el cielo para realizar acciones de inteligencia en las ciudades de Sinaloa.

PROVEEDOR MEXICANO

En entrevista con EL DEBATE, el secretario de Administración y Finanzas de Sinaloa, Carlos Ortega Carricarte, reveló que se trata de dos dispositivos tipo militar que le fueron comprados a una empresa mexicana que antes le ha vendido equipo de seguridad a la Marina Armada de México, a la Policía Federal, a Pemex y a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena). El encargado de las finanzas del estado -quien evitó dar información como el nombre de la empresa justificando razones de seguridad pública- reveló que estos aparatos tienen una autonomía de 18 horas de vuelo cada uno.

Una adquisición que fue requisitada por la Secretaría de Seguridad Pública del estado al mando del general Genaro Robles Casilla a la Tesorería del estado, al argumentar que era muy necesario comprar estos dos drones para prevenir algunos hechos delictivos en Sinaloa y realizar operaciones especiales.

Destacó que la compra se logró consolidar con dinero obtenido de recursos adicionales del gobierno federal a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Ortega Carricarte reconoció que la compra se trató de una adjudicación directa avalada por la misma Secretaría de Seguridad y no fue una licitación pública como se ha hecho en otros rubros, como cámaras y patrullas, luego de que se consideró que dicha empresa cumplía con los requisitos técnicos.

  • Opiniones sobre esta nota